por Montse Enguita

imagen de Gerd Altmann. CC0

Introducción
Tengo una idea para EL espectáculo. Tengo EL concepto sobre el que girará. Tengo que hacer EL espectáculo. Sé de lo que quiero hablar, sé cómo quiero hacerlo y tengo muy claro cómo quiero que se vea en un escenario. Sé perfectamente a qué teatros les interesará incondicionalmente. Por supuesto, Edimburgo y Aviñón serán el primer destino, porque es una pieza global y que interesará en TODO el mundo.
Ahora bien, no tengo un texto/coreografía, no tengo con quién hacerlo, no sé cuántos intérpretes aparecen, no sé qué disciplinas quiero utilizar para explicar mi idea y, principalmente, no sé de dónde voy a sacar el dinero para materializarlo.

Nudo
No sé quién puede escribirme un texto que explique mi posicionamiento ante EL concepto. Mientras pienso en un autor adecuado, organizo mis ideas sobre el concepto. Las vuelco en
un dossier en que el figura qué quiero hacer y cómo quiero hacerlo. Mientras tanto, solicito que me reciban en los principales teatros de mi ciudad. En cuanto tenga oportunidad de explicarles mi proyecto, se lo quedan seguro. Y si los convenzo de que lo produzcan, otro problema solucionado. Mientras no me reciben, he llevado mi dossier a todos los teatros alternativos de la ciudad.

Desenlace
No tuve respuesta de los autores a los que me dirigí para materializar mi proyecto. Tampoco respondieron los principales teatros de mi ciudad. Me dediqué a escribir y darle forma a las ideas que figuraban en mi dossier. Volví a insistir en las salas alternativas de mi ciudad. Alguien tuvo interés en programar la pieza y conseguí hacer un calendario de ensayos y un presupuesto para poder estrenar ¡Prueba superada!
Es importante tener las herramientas para llevar a cabo un proyecto, siempre pensando que existen profesionales que se dedican a eso y que tienen mucha experiencia y que aunque no podamos contratarlos, nos pueden asesorar, pero nunca, nunca,  desprofesionalicemos el rol de cada uno y tratémosnos con respeto infinito para lo que cada uno sabemos hacer.
Apoyémonos y colaboremos, pero por favor, no precaricemos la profesión.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here